Blog

MI ESPACIO INTERIOR

La pregunta es ¿sobrevives? o ¿vives?

Pensando si mi existencia se acercaba más a una situación de supervivencia, en la que no quedaba espacio, para nada más. Mi día a día se convertía día en un estar ocupad@, para llenar completamente mi espacio…hasta que descubres que permanecemos bajo la amenaza de una gran inseguridad, que cubrimos con la distracción, de mil y una maneras, sobre todo, con entretenimientos de todo tipo, pero también con comida y otros…..y nos olvidamos de ¿qué es vivir la vida?….

¡¡Te imagina una vida vivida¡¡ suena bien pero no resulta tan fácil vivir auténticamente la vida…

Pero… ¿para qué? más de lo mismo, continuar sobreviviendo, constantemente ocupados….¿puedo usar mi tiempo de otro modo?

La idea de darme, concederme un espacio me reconfortaba, simplemente parar, poner freno a mis inercias, solo para escuchar lo que sale auténticamente de mi, sin condiciones. Ya no me sirve el ¿tengo mucho que hacer?, posponer…..en realidad es agotador vivir así….¿puedo usar mi tiempo de otra manera?, ¿ puedo vivir verdaderamente la vida?… si, sin condiciones, sin prejuicios, sin barreras….

Te propongo usar tu tiempo, en modo “bajo consumo de energía”, me desenchufo de la actividad para regenerarme, recargarme revitalizarme,…crea consciente tu espacio de soledad y quietud, ama ese lugar y siéntete cómod@ en él.

  • Busca el lugar adecuado, en el que te sientas a gusto y añádele los elementos que te recuerdan que ese es tu espacio para el silencio interior….
  • Comienza con 10 minutos de soledad y quietud….haz respetar tu momento de nutrición interior a tus familiares…Al principio sentirás que tu mente quizás quiera posponerlo, que no puede ser, que tu objetivo es otro etc…. Puede ser un reto dejar que los pensamientos atraviesen tu conciencia como las nubes atraviesan el cielo….

Reflexionado sobre el espacio te das cuenta que el espacio da lugar a la existencia… nada puede existir si no tiene un espacio….necesitamos darle a nuestro cerebro la oportunidad de descansar, así sin más…quietud, contemplación, vacío, nada…..para regenerarnos y recargarnos de vitlaidad.

Cuando tengo la necesidad de espacio, me encanta añadir al difusor la esencia de pino marítimo, esa sensación de apertura del sistema respiratorio, me abre a la sensación de tener espacio y a la conciencia de libertad interior

Medita con el aceite esencial de pino marítimo o pino de las landas, es una fuente de oxígeno para tus pulmones, que te conecta con tu espacio, necesario para tu evolución y desarrollo…..

Te propongo usar tu tiempo, en modo “bajo consumo de energía”, me desenchufo de la actividad para regenerarme, recargarme revitalizarme,…crea consciente tu espacio de soledad y quietud, ama ese lugar y siéntete cómod@ en él.
Avatar

Maribel Saiz

No Comments

Leave a reply