Omsana > Nutrición y emociones

Nutrición y emociones

NUTRITERAPIA

La alimentación tiene mucho a ver con nuestras emociones, no somos conscientes que a través de los alimentos cubrimos muchas necesidades emocionales no satisfechas. Observar nuestra relación con los alimentos puede ayudarnos a iniciar un proceso de consciencia a través del cual podemos poco a poco descubrir en que se basa esa relación, transformarla y reforzar así nuestra voluntad. De hecho, cuando iniciamos un ayuno o la simple restricción de uno de los alimentos que solemos consumir a diario (café, sal, dulces, etc.) comenzamos a descubrir aspectos emocionales no resueltos, si nos adentramos aún más y continuamos con la eliminación del alimento en cuestión, podemos alcanzar un nivel en el que muchas de estas emociones reprimidas, se liberen y dejen por fin de ejercer un control sobre nosotros mismos.

Y como ocurre siempre en la vida, cuando hacemos algo sistemáticamente, o por inercia, y un día por el motivo que sea, nos falta algún elemento y no podemos realizar lo que veníamos haciendo, en principio es un tanto traumático, incluso a veces la falta de cosas muy simples….pero es entonces cuando después de esa pequeña crisis, surge el ingenio, y nos encontramos así, sin más, con la oportunidad de cambiar algo y la mayor parte de veces el cambio es por ¡algo mejor¡.

Cuando se inicia un proceso de purificación, a veces solo eliminando cosas que sabemos seguro que no nos convienen y comiendo alimentos de mejor calidad, el hígado comienza a expulsar los excesos, almacenados allí durante años, así mismo durante este proceso muchas de las percepciones rígidas de la realidad, comienzan también a eliminarse, este punto es delicado y presenta dificultades a ser superado, a veces se retorna al consumo incontrolado de lo que estamos tratando de eliminar.

En estos momentos es necesario saber ¿qué hacer? y conocer cuáles son los comodines que nos ayudan y la actitud más apropiada, que puede reforzarnos. Las plantas y alimentos depurativos serán especialmente importantes durante esta etapa, también la meditación, el Lu Jong, el yoga, el thai-chi… y en general las prácticas, que nos ayudan al autocontrol y al conocimiento de uno mismo. También resulta de gran ayuda conocer la experiencia de las personas que han pasado por un proceso de depuración, ya que es verdaderamente un recorrido, por el que se pasa por varias etapas; tanto a nivel físico, como emocional y espiritual. Ciertamente cada persona experimentará este proceso de manera diferente en parte, pero también existen muchos aspectos en común, compartir nuestra experiencia con otros es tremendamente saludable y enriquecedor. – ¡Si¡, yo lo superé y te diré cómo…

Encontrar nuestro equilibrio emocional y psicológico, depende también de nuestra relación con los alimentos. La voluntad de mantenerse ahí, perseverar, observar cómo actúa nuestra mente, nuestras emociones, aprender, dejar ir, y resolver serán importantes durante el proceso.

Avatar

Maribel Saiz